Jornadas de Ráfagas sobre “Conflictos, periodismo y arte: cuestiones éticas”

Debate ética periodística Ráfagas

  • Emilio Morenatti propone que los fotoperiodistas españoles asuman un códito ético/deontológico
  • Las Jornadas fueron inauguradas por la concejal de Cultura del Ayuntamiento de A Coruña, Ana Mª Fernández Gómez

Consciente de “la preocupante situación que atraviesa actualmente el fotoperiodismo dentro y fuera de nuestras fronteras y debido, entre otras cosas, a la falta de honestidad de algunos autoproclamados fotoperiodistas y al escaso respeto que algunos medios muestran por la labor del fotoperiodista”, Emilio Morenatti puso hoy sobre la mesa la necesidad de que en España los fotoperiodistas asuman un código ético/deontológico que tenga por objetivo “denunciar y condenar las malas prácticas y todo tipo de acciones que manchen la pureza de la fotografía de prensa, promoviendo así un fotoperiodismo de calidad fiel a un código ético que en un corto periodo de tiempo verá la luz”.

 Como ejemplo, Morenatti se refirió al código que rige en la agencia a la que pertenece, Associated Press, que es “inquebrantable” y cuyo incumplimiento supone ser expulsado inmediatamente. En España no existe ningún documento de similares características, por lo que un grupo de fotoperiodistas aglutinados en torno a www.ojopublico.com están elaborándolo.

 Morenatti aludió al escaso respeto que por los fotoperiodistas y por su importante trabajo demuestran los medios de comunicación.

 Morenatti participó en un intenso coloquio en torno al fotógrafo como testigo de conflictos, en el quetambién tomaron parte la fotógrafa argentina afincada en Barcelona Oriana Eliçabe y el fotógrafo catalán Jo Expósito, poniendo sobre la mesa tres formas de contar la realidad. Todos ellos, artistas que centran su trabajo fotográfico en la violencia de género, la realidad migrante y niños víctimas de abusos y violencia.

Oriana Eliçabe, por su parte, cuestionó la subjetividad en el fotoperiodismo y señaló que, en todo caso, “subjetividad y ética van de la mano”. Durante su intervención, aludió a numerosas anécdotas surgidas a lo largo de su vida profesional como corresponsal de agencia y actualmente como freelance, en la que se encontró cómo cambiar el pie de una fotografía puede llegar incluso a cambiar el propio sentido de la propia fotografía y de la realidad en ella captada. En todo caso, Oriana Eliçabe defendió el compromiso social que debe mantener el fotoperiodismo.

Otra visión de contar la realidad la ofreció el fotógrafo catalán Jo Expósito, quien se catalogó como total y absolutamente parcial, regido por la ética que debe tener todo ser humano. “En mi caso no existe una frontera entre mi vida, mis vivencias, y la fotografía que realizo”, “no trabajo sobre conflictos, el único conflicto en el que trabajo es el conflicto conmigo mismo”, fueron algunas de las afirmaciones realizadas por Jo Expósito.

En el coloquio se pusieron sobre la mesa temas como el trabajo desarrollado en los medios de comunicación por los editores gráficos, la crisis de valores que atraviesa la sociedad en general y la profesión periodística en particular, o la pretendida regulación en nuestro país de las imágenes tomadas en manifestaciones, actos reivindicativos…. Expósito señaló que “el poder extrae la violencia de los actos reivindicativos, porque así los excluye”. Por su parte, Morenatti señaló que, al igual que las fuerzas antidisturbios se preparan para su actuación en este tipo de actos, los fotoperiodistas también debemos hacerlo y, “de hecho, ya lo estamos haciendo: salimos pertrechados con cascos y siempre de dos en dos para que uno pueda hacer el trabajo mientras es cubierto por su compañero”.

El intenso coloquio-debate en torno al fotógrafo como testigo de conflictos, fue precedido por una conferencia de Marta Dahó, que realizó un recorrido histórico por las exposiciones que han abordado temáticamente situaciones de conflicto, ya sea bélico o social, planteando una reflexión acerca de los criterios culturales, ideológicos o políticos que han sustentado estos proyectos, así como su repercusión social.

Marta Dahó, que trabajó para Magnum Photos y ha comisariado recientemente la retrospectiva de la fotógrafa Graciela Iturbide que ha itinerado por museos de prestigio internacional, apostó decididamente por la legitimidad de la fotografía dentro de los museos.

Las Jornadas de Ráfagas sobre “Conflictos, periodismo y arte: cuestiones éticas”, que reúne en el Centro Municipal Ágora a más de 80 personas inscritas, fueron inauguradas por la concejal de Cultura del Ayuntamiento de A Coruña, Ana Mª Fernández Gómez, quien aludió al compromiso del Concello coruñés por apostar por la cultura como arma de formación.

La jornada de la mañana finalizó con la proyección de “Lipstick”, de Maya Goded, un ensayo audiovisual sobre la prostitución en la frontera de Estados Unidos con México realizado por la fotógrafa mexicana Maya Goded. El documental fue presentado por Marta Dahó.

Anuncios

Acerca de rafagas2012

RÁFAGAS es un encuentro de expertos, pensadores, estudiosos y creadores nacionales e internacionales que nos ofrece la posibilidad de debatir en profundidad en torno a un tema de actualidad, reflexionar sobre el estado de nuestro mundo y generar debate en torno a posibles soluciones para problemas concretos, implicando y haciendo partícipe al público de manera activa.

Publicado el 30 de noviembre de 2012 en Sin categoría. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: