Entrevistamos a Daniel Caballo, editor gráfico de internacional en la agencia EFE

Diego y Daniel Caballo participarán en las Jornadas de Ráfagas sobre Ética Periodística analizando la manipulación y el trucaje de la fotografía en los medios de comunicación

 DANIEL CABALLO MÉNDEZ:

  • “Es más fácil manipular ahora que antes y dejando poco rastro”
  • “Un libro de estilo, un Consejo de Redacción o la propia Constitución velan por que cada vez más el periodista entienda que su situación está entre lo que  ocurre y el público y que su obligación es contárselo mediante el medio que sea (texto, foto, audio o video) de la manera más honesta y sencilla posible”
  • “Un buen editor gráfico es ese profesional que puede convertir una foto mala en una foto buena. Un mal editor puede conseguir cargarse un buen trabajo periodístico”
  • “Editar bien nunca será decir algo distinto de lo que en realidad ocurrió”
  • “El periodista, el buen periodista, debe abrirse paso a machetazos para defender la verdad que pregonaba Machado (la tuya guárdatela) y por defender la ética”

 “Yo fui la autora del fotomontaje de las Navidades del 2005”. Así lo declaró la reina doña Sofía, que siempre ha mostrado un gran interés por la fotografía, a un grupo de periodistas al finalizar un viaje de cooperación a Camboya, en febrero del 2008. Doña Sofía reveló que fue ella la responsable de la imagen “¡Con lo que la criticaron!”. Y añadió: “Tenía la foto del rey y mía con Leonor, así que cogí la del verano anterior en Mallorca con los otros nietos y los coloqué debajo”. Inmediatamente empezaron los comentarios. “Pero no me importa, estaba orgullosísima”.

Este es uno de los numerosos casos recogidos en el libro “Fotografía sin verdad. El poder de la mentira”, fruto del trabajo de  investigación llevado a cabo por los Diego Caballo Ardila y Daniel Caballo Méndez (padre e hijo) desde la incorporación de la fotografía a los medios de comunicación.

“El papel que juega la fotografía, fundamentalmente desde su incorporación a la prensa, en la visualización de los problemas sociales, políticos, culturales… la convierten en un arma muy poderosa y en un verdadero documento social. Reconociéndole la subjetividad que conlleva la toma, la imagen hecha con honestidad representa a la memoria visual colectiva y una de las mejores formas de reflejar la realidad”, señalan los autores en el libro.

Daniel Caballo Méndez, editor gráfico de internacional en la agencia EFE y profesor de Fotoperiodismo en la Universidad San Pablo CEU, de Madrid, nos contesta a una serie de preguntas relacionadas con el tema que expondrá, junto a su padre Diego Carballo Ardila, el 30 de noviembre en el Centro Municipal Ágora de A Coruña, en la conferencia titulada “Fotografía sin verdad. El poder de la mentira” incluida en el programa de las Jornadas “Ráfagas. Conflictos, periodismo y arte: cuestiones éticas”.

  •  El libro “Fotografía sin verdad. El poder de la mentira” es fruto de un largo trabajo de investigación. ¿Cuántos casos de mentiras del fotoperiodismo habéis recopilado y cuáles son a vuestro juicio los más llamativos?

 Daniel Caballo. En realidad, el libro tiene como precedente dos tesis doctorales, ambas defendidas en la Universidad Complutense, y ambas también con una amplia investigación sobre el trucaje de la fotografía. La de Diego se centra más en la era analógica y la mía ahonda en la tecnología digital.

Entre los dos hemos estudiado y recopilado cientos de casos, pero a la hora de publicarlos decidimos centrarnos en los que más repercusión mediática y gravedad han tenido. Para elegir los más llamativos tendríamos que referirnos a ellos por bloques. Es decir, de tipo político, sociales, etc. Por ejemplo, por mencionar solo dos, la portada de la revista Diez Minutos, que dio en exclusiva la boda del entonces jugador del Real Madrid Emilio Butragueño y cuya foto nunca existió, ya que se trataba de un montaje poniendo la cabeza del jugador en el cuerpo del cuñado. El otro caso, por ir al extremo, muchas de las fotos que se mandaron manipular en la era Stalin y que cuando políticamente un personaje no le era “propicio” lo borraba de la foto y muchas veces también de la vida.

  • ¿Continuáis en esta tarea de recopilación? ¿Cuál es el caso más reciente que habéis detectado?

 Daniel Caballo. La verdad es que cuando se le ha dedicado tanto tiempo a un tema así uno puede estar tentado a dejarlo, pero la verdad es que son los nuevos casos mismos los que no te abandonan. Recientemente hemos recibido un sobre de un catedrático de la Complutense en el que nos adjuntaba algunos nuevos. Uno de ellos, publicado en una revista italiana, montó la siguiente manipulación: Se trataba de las fiestas de los Sanfermines. Pues bien, cortaron a los toros y en el texto explicaba que todo aquel gentío corría de la policía que se veía en otra parte de la foto.

  • ¿Son los fotoperiodistas o son los medios los que manipulan?

Daniel Caballo. Nosotros demostramos cómo en algunos casos han sido los propios profesionales los que se han lanzado por el abismo del engaño, lo que ha significado su despido inmediato en muchos casos. Otra cosa muy distinta es cuando manipulan los que mandan mandar o el deseo de un medio de contar no lo que ocurrió sino lo que le hubiera gustado que ocurriera. Y de esos mostramos bastantes casos en el libro.

  •  ¿Hay casos de manipulación por parte de las propias agencias que distribuyen la información o las fotografías a los medios?

Daniel Caballo. Por supuesto que los ha habido, los hay y los habrá desgraciadamente. A veces algún profesional que ha intentado “colar” la foto maquillada y a veces los responsables de esas agencias. Por ejemplo ha ocurrido en una de las agencias más importantes del mundo, Reuters, por parte de algún profesional al que luego despidieron; o ha ocurrido en Efe, la más importante del mundo hispanohablante, cuyo responsable último entonces, Ricardo Utrilla, mandó manipular una foto de Carmen Romero en México cuando salía junto a Felipe González y otros mandatarios políticos de una cena de gala. En el primer caso despidieron al fotógrafo, y en el segundo la denuncia de otros medios hizo que saliera a la luz  una mala práctica profesional que desgraciadamente pagamos con la credibilidad de todos.

  •  A lo largo de la historia que recopiláis en vuestro libro, ¿hay más casos de medios manipuladores o de fotógrafos fraudulentos?

Daniel Caballo. Nosotros hemos encontrado muchos casos que han salido de los propios medios que de los profesionales, aunque hemos de reconocer que en esto del engaño no se escapa prácticamente nadie.

  • Frente a la fotografía analógica, la digital aporta tecnologías que afinan las posibilidades de retoque. ¿Se han convertido en un aliado del fotógrafo o en un peligro?

 Daniel Caballo. Las nuevas tecnologías han significado un gran avance en todos los sentidos. Y son muchos más los beneficios que los perjuicios, aunque hay que reconocer que también facilita mucho la manipulación. Es más fácil manipular ahora que antes y dejando poco rastro. También la fotografía ha acarreado un fenómeno nuevo. Hoy todo se filma, todo se registra. Y hasta parece que cualquiera, por el mero hecho de hacer fotos con su móvil o una cámara compacta, ya es un “profesional”. Y no es así. Son meros testigos de unos hechos, y aunque sus imágenes sean tremendamente importantes no dejan de ser lo que son. Hay que distinguir a la medicina seria en todos sus campos de la piratería curandera que juega con la salud y hasta con los sentimientos.

  • La manipulación de las imágenes se produce fundamentalmente en la información política. ¿Se dan casos también en el ámbito deportivo, cultural, de la moda…? 

Daniel Caballo. La manipulación se da en todos los campos (cultural, social, política, deportiva…), lo que pasa es que a veces conocemos más los casos políticos porque, entre otras cosas, tienen más repercusión mediática. Más que en la política podríamos resaltar la “vida diaria” de las revistas llamadas del corazón. En ellas, a poco que nos fijemos, podemos encontrar numerosos casos de adelgazamiento, engorde, limpieza bucal, liftin informático y otro largo etcétera.

  • ¿Ética profesional o autorresponsabilidad? 

Daniel Caballo. Ambas cosas. No podemos ser totalmente objetivos pero sí honestamente subjetivos. A la hora de cubrir una información el profesional tiene, al menos, dos condicionantes: la supeditación a la técnica, que le impide reproducir la realidad como él quisiera, y su propio yo (sus creencias, la supeditación al medio para el que trabaja, que previamente ya le “orienta” sobre lo que desea…). Así que hay que saber bajar la cámara en algunos casos y, por supuesto, tratar con el mismo respeto a una alta personalidad que a alguien que está pidiendo en la calle. Y si me tengo que inclinar por uno solo, mejor por el último.

  • Los manuales de estilo o el trabajo del Consejo de Redacción ¿son buenas herramientas para evitar casos como los que exponéis en vuestro libro?

Daniel Caballo. Cada vez se está regulando más, y eso es muy bueno para la profesión y su futuro. Un libro de estilo, un Consejo de Redacción o la propia Constitución velan por que cada vez más el periodista entienda que su situación está entre lo que  ocurre y el público y que su obligación es contárselo mediante el medio que sea (texto, foto, audio o video) de la manera más honesta y sencilla posible.

  • Háblanos de la importancia de la figura del editor gráfico. 

Daniel Caballo. Un buen editor gráfico es ese profesional que puede convertir una foto mala en una foto buena. Un mal editor puede conseguir cargarse un buen trabajo periodístico. Así de simple y de complejo. Editar bien es dar el corte adecuado. Editar bien nunca será decir algo distinto de lo que en realidad ocurrió. La buena foto de prensa debe contener de origen las famosas tres C (contenido, calidad y composición).

El editor gráfico debe intervenir poco o nada, en la mayoría de los casos, en el contenido; lo que pueda para mejorarla técnicamente, gracias a los programas de tratamiento de imágenes, y también en la composición cuando sea necesario. Una foto se puede “leer” de izquierda derecha y de arriba abajo o del ángulo inferior derecho al superior izquierdo. Y así lo vio el fotógrafo y quizás nadie está autorizado a romperlo. Pero en fin, aquí a veces juegan un papel muy importante los directores de arte, que a veces se entiende poco.

  • ¿Creéis que la población ha perdido la fe en los medios de comunicación?

Daniel Caballo. Los medios de comunicación son, y la gente lo sabe, reguladores de la sociedad. Gracias a los medios y al buen periodismo de investigación, que dicho sea de paso cada vez se practica menos, podemos enterarnos de muchas cosas. Y eso se aprecia y mucho. Lo que ocurre es que vivimos un momento en el que la fe está lejana y poco habitada. Hay muy buenos medios de comunicación y los hay muy malos, pero el receptor cada vez está más preparado y es más inteligente y, por tanto, más difícil de engañar. Lector engañado puede ser lector fiel de ese medio de menos para siempre.

  • ¿Creéis que la gran crisis por la que estamos atravesando se está convirtiendo también en una crisis de la verdad?

Daniel Caballo. La verdad está en crisis en medio de la gran crisis. Pero siempre luchando por abrirse camino. Decimos que la primera víctima en una guerra es la verdad. Si nos vamos a mediados del XIX, ya en la guerra de Crimea Fenton se vio coartado  por los impedimentos y por la necesidad de que no contara el horror. El periodista, el buen periodista, debe abrirse paso a machetazos para defender la verdad que pregonaba Machado (la tuya guárdatela) y por defender la ética. Hay que acercarse para conocer y contar con profesionalidad y honestidad.

Anuncios

Acerca de rafagas2012

RÁFAGAS es un encuentro de expertos, pensadores, estudiosos y creadores nacionales e internacionales que nos ofrece la posibilidad de debatir en profundidad en torno a un tema de actualidad, reflexionar sobre el estado de nuestro mundo y generar debate en torno a posibles soluciones para problemas concretos, implicando y haciendo partícipe al público de manera activa.

Publicado el 29 de noviembre de 2012 en Sin categoría. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: